Desoxidante Pasivante Férreo.

Limpia, desengrasa, desoxida y pasiviza, en una sola operación, impidiendo la nueva oxidación de los metales. Permite la aplicación de cualquier tratamiento posterior. No contiene cloruros ni sulfatos. No ataca a gomas ni plásticos. Se puede utilizar sobre cobre, plomo, latón, hierro, acero, bronce y cadmio. Se usa puro o diluido aplicándolo sobre la superficie a tratar o por inmersión.